Detectives de infieles: las 5 claves que delatan a los que engañan
Ir a Noticias

Volverse hermético con el celular y tener de manera repentina reuniones laborares fuera de horario pueden ser signos de una aventura. Un especialista analizó al detalle el mundo de la investigación sobre las relaciones amorosas

La dinámica de las relaciones amorosas mutó a lo largo del tiempo. Con el pasar de las décadas, las parejas reflejaron cambios en los roles, las expectativas de sus protagonistas, los tiempos de duración del vínculo y, por supuesto, las licencias y "nuevas búsquedas" de satisfacción. Así, la infidelidad – o al menos la reconocida – comenzó a ganar cada vez más terreno hasta convertirse en un factor practicamente cotidiano en la sociedad.

Castigado y "prohibido" entre la gran mayoría de historias de amor, el engaño aparece como uno de los primeros factores considerados "imperdonable" por cualquier individuo, pero también "inevitable" para muchos de ellos. Así, el temor a sufrir una infidelidad puede llevar a una persona hasta a la contratación de un servicio profesional.

Y ahí es donde aparecen ellos, esa especie de "héroes anónimos" que aparecen disfrazados, ocultan sus nombres verdaderos, suelen mimetizarse entre la gente por la calle y buscan sólo la verdad de la historia: los detectives privados del amor.

"Cerca del 85% de todos los casos que recibimos en nuestra agencia son de clientes que sospechan de una infidelidad. Es algo que ocurre cada vez con más frecuencia y que incluso incrementa la carga de nuestra actividad.

El uso del celular
Es importante tener presente cuál es el comportamiento habitual de cada integrante de la pareja con su celular dentro de la casa. Aquel que se vuelve un obsesivo del aparato, que lo lleva consigo hasta cuando tiene que ir al baño y que le prohibe a su pareja incluso tocarlo para acomodarlo en algún lugar de la casa, puede ser objeto de sospecha. "La clave está en determinar si esa persona fue siempre así de obsesiva con su teléfono. El que no tiene nada que esconder, lleva el asunto de una manera mucho más relajada".

Fuente: