Si es infiel y no quiere que lo descubran, no use celular.
Ir a Noticias

Para llevar una doble vida, los infieles tienen tarea extra: cuidar su celular, que es especialista en delatarlos. Conozca los detalles para no ser descubierto.

Juan B., de 35 años, acaba de terminar con ocho años de matrimonio. En realidad no terminó, dice, sino que lo terminaron su mujer y celular. Es que, “en un descuido estúpido”, relata, dejó su celular en su cuarto mientras se bañaba, y su mujer, “que ya sospechaba”, descubrió un mensaje de su amante.

Cuando se trata de infidelidades del Siglo XXI la clave está en estar atentos al celular: no olvidarlo y, cuando la situación así lo requiera, activar el modo silencioso o vibrador, para que su pareja no note si llama el tercero en cuestión; borrar todo y cada uno de los mensajes de texto, y no despegarse, nunca pero nunca, del aparato.

Las indicaciones las da Romina, de 25, que cuenta que ya tiene “cancha” en el asunto, pero no porque ella sea infiel, sino porque sospecha de su pareja, con quien convive. “Es evidente, llega a casa y apaga el celular, nunca deja un mensaje en la carpeta de enviados, se va a bañar y se lo lleva al teléfono con él porque dice que quizás lo llamen del trabajo y se enoja si me descubre con su teléfono cerca”, cuenta, resignada.

Fuente: